La preciosa leyenda de la Virgen de la Almudena de Madrid

Los madrileños sienten una gran devoción por la Virgen María. Tal devoción es muy antigua ya que, según la leyenda la primera imagen que tuvo Madrid de la madre de Dios se labró 8 años después de la crucifixión y muerte de Jesús, y que fue traída por el apóstol Santiago desde Jerusalén cuando vino a predicar el Evangelio. Se dice que la pintó San Lucas y la talló Nicodemus… ¿te lo cuento..?

Cuenta la leyenda que...

Cuenta la leyenda que…

Virgen de la Almudena

Virgen de la Almudena

Una bonita leyenda con gran imaginación, pero lo que si es cierto es que en esa pequeña villa (que luego sería la capital de España), se veneró desde siempre como su Patrona, una imagen de la Madre de Dios denominada “Santa María de la Vega

Cuenta la tradición que a comienzos del siglo VIII, ante la inminente invasión marroquí, ocurrida entre los años 711 a 714 y que vulgarmente se llamó “invasión de los árabes” (era un ejército formado por marroquíes, argelinos y mauritanos -estos últimos mauros o moros, que son los que darán el nombre al pueblo invasor– los árabes eran los jefes de los marroquíes…) y ante su cercana llegada, el arzobispado de Toledo, mandó un escrito a todas las parroquias para que escondieran las imágenes o reliquias a fin de evitar su profanación.

Según la leyenda, un herrero, vecino de aquel Magerit, escondió la imagen de la Virgen María, derribando algunas piedras de la muralla y colocando la imagen con dos cirios encendidos a cada lado tapando finalmente la hornacina para no ser descubierta.

Según continúa la leyenda, transcurrieron tres siglos hasta la reconquista cristiana y en 1083 las tropas de Cid Campeador conquistaron Toledo y sus alrededores. Cuando llegaron a Madrid, Miriam (única descendiente que conocía aquel secreto) acudió al Alcázar para comunicar la antigua noticia heredada de sus mayores. El valeroso caballero intentó encontrar la imagen pero al no conseguirlo, en 1085 se lo comunicó al rey Alfonso VI el Bravo, que desde Toledo fue hasta el Alcázar de Madrid (con su esposa Constanza) para confirmar dicha revelación.
virgen flor de lisEn la Villa, una vez consagrada la antigua Mezquita Mayor como la iglesia de Santa María, en sus muros mandó pintar un cuadro de la Virgen de Madrid con el niño y dejó a su esposa la reina encargada de vigilar la realización de su orden.Doña Constanza mandó al pintor que siguiera las indicaciones de Miriam la Beata y además (por su cuenta), hizo que el pintor pusiera en la mano de la Virgen una flor de lis, (pues ella era hija del rey Enrique de Francia y de este modo quería significar que también ella, aunque francesa se sentía devota y sierva de la virgen de Madrid. Esa imagen es conocida hoy en día de “la Virgen de la Flor de lis”.

Miriam siguió rezando durante 9 días ofreciéndole a la virgen su vida a cambio de su imagen hasta que el  el rey, (antes de derribar la muralla), ordenó que se celebrase una procesión por el exterior de la muralla donde acudió toda la población de la Villa. Cuando llegaron a la Cuesta de la Vega, se oyó un gran ruido en un cubo de la muralla y vieron cómo se rajaba y aparecía en una hornacina la imagen de la virgen con los dos cirios encendidos. Todos se arrodillaron ante el milagro para rezar y cuando se levantaron observaron que la beata Miriam no se levantaba, estaba muerta de rodillas con los ojos en éxtasis dirigidos hacia la hornacina donde la virgen parecía sonreírle.

Era el 9 de noviembre del año 1085.

la virgen de la almudena

Hornacina Catedral

La imagen de la Virgen fue trasladada hasta la parroquia de Santa María (demolida en 1868). Desde entonces se llamó Virgen de la Almudena, por haber estado oculta en la Almudaina o muralla.

Cuando en 1707 se derribó el llamado cubo de la Virgen, se acordó colocar una imagen de piedra en su lugar, donde todavía los madrileños siguen venerando esta imagen en recuerdo de aquel hallazgo.

La imagen actual de la Virgen de la Almudena, que data de 1941, fue coronada solemnemente el 10 de Noviembre de 1948 y declarada patrona de la Diócesis de Madrid por el Papa Pablo VI el 1 de julio de 1977.

El 2 de febrero de 1954 la imagen de la Virgen de la Almudena fue trasladada desde la iglesia del Sacramento, a un altar de la Colegiata de San Isidro y allí estuvo hasta junio de 1993, que en una solemne procesión fue trasladada a la nueva Catedral de Santa María la Real de la Almudena, en un magnifico altar gótico. Al día siguiente Su Santidad Juan Pablo II consagró la nueva Catedral Metropolitana de Madrid, siendo la única catedral española consagrada por un pontífice.

Y asi, podemos disfrutar todos los madrileños de este dia festivo tan especial.

https://www.facebook.com/tecuentomadrid/

Anuncios
Categorías: CURIOSIDADES DE MADRID, FIESTAS EN MADRID, HISTORIA DE MADRID, LEYENDAS DE MADRID, PERSONAJES | Etiquetas: , , , , | Deja un comentario

Navegador de artículos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: